La “Ley Mordaza” amenaza el libre ejercicio del periodismo en nuestro país

La entrada en vigor el 1 de julio de la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como “ley mordaza”, aprobada el pasado 26 de marzo con los únicos votos del Partido Popular, supone un serio impedimento al ejercicio de derechos fundamentales consagrados en la Constitución, entre ellos uno que es pilar esencial en una sociedad democrática: el libre ejercicio de la profesión periodística.

Para SBP Comunicadores Asociados, es un retroceso injustificado que a partir de ahora se califique como infracción grave y se penalice con multas de hasta 30.000 euros “el uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación”, sin que la coletilla “con respeto al derecho fundamental a la información” y las declaraciones de los responsables de Interior sirvan para tranquilizar a nadie sobre las indeseables consecuencias que puede acarrear la toma de imágenes en las que aparezcan agentes y fuerzas de seguridad.

A este respecto, la nueva norma colisiona con la Ley Orgánica del Derecho al Honor, a la Intimidad y a la Propia Imagen, de mayor rango, que con carácter general no considera intromisiones ilegítimas la captación, reproducción o publicación de imágenes de personas que ejerzan un cargo público o una profesión de notoriedad o proyección pública, cuando se obtengan en lugares de acceso público.

Para SBP-CA, en una democracia la obligación del Gobierno y del conjunto de las instituciones es crear las condiciones que permitan y garanticen el ejercicio de los derechos constitucionales, que amparan tanto el ejercicio profesional del periodismo como el derecho de la ciudadanía a “recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión” (artículo 20 de la Constitución).