Una semana tensa llena de ataques al mensajero

En los últimos días los medios de comunicación y los propios profesionales hemos sido los protagonistas de los informativos. Por un lado, el presidente del Gobierno de España atribuye a las televisiones parte de la culpa del descenso de votos que su partido ha sufrido en las pasadas elecciones autonómicas y municipales. Según sus propias palabras “la corrupción y el martilleo constante de las televisiones nos ha hecho daño”.

Por otro lado, un grupo minoritario de ciudadanos que se manifestaban en contra de la Plataforma Ahora Madrid, que ha obtenido veinte concejales en el Ayuntamiento de Madrid, increparon, amenazaron y agredieron a los profesionales que fueron a cubrir el acto público de protesta que estaban realizando. Frases como “Os vamos a quemar vivos”, “Así os pegaran un tiro” o, paradójicamente, “Queremos la democracia” fueron las sentencias que varios participantes arremetieron contra los compañeros.

Las reacciones, en respuesta a la injerencia del presidente del Gobierno y a los ataques de esa minoría de ciudadanos, no se han hecho esperar. El goteo de críticas de profesionales, federaciones y asociaciones profesionales han aparecido en forma de comunicados, tweets o declaraciones públicas. Los agredidos e insultados fueron los reporteros de La Sexta y uno de los fotógrafos de El El Huffington Post.

 

11420068_652771668156121_1039796625_n

La respuesta más contundente ha sido la del propio director de La Sexta, Antonio García Ferreras, como uno de los principales afectados por las críticas. “La Sexta contará una y otra vez los escándalos de corrupción, es lo que los ciudadanos esperan de nosotros”, defendía en su discurso al cierre del programa Al Rojo Vivo del pasado 1 de junio.

La FAPE (Federación de Asociaciones de Prensa de España) también hizo público su rechazo a estás actitudes violentas contra periodistas a través de su cuenta de Twitter.

11303579_652771694822785_1182518628_n