27 septiembre, 2020

Solo Buen Periodismo

Reivindicamos el compromiso con la sociedad

Consejos para el uso correcto de la mascarilla

El uso de la mascarilla facial ha sido recomendado por las autoridades sanitarias en repetidas ocasiones y desde hace unos días su uso es obligatorio en el transporte público.

Un simple paseo por las calles deja claro que el desconocimiento en el uso de esta protección es evidente. Y no se puede culpar de ello a los ciudadanos. Nadie estaba preparado para conocer la tipología ni el uso de las máscaras de protección antes de la pandemia.

Hace unos días, el Ministerio de Consumo lanzó una interesante y útil guía que compartimos con nuestros lectores. En ella se especifican los elementos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de adquirir una mascarilla así como unos consejos de gran utilidad para su colocación, uso y en su caso,mantenimiento.

Como ya adelantamos en otro artículo de Solo Buen Periodismo publicado hace unas semanas, lo primero que se debe tener en cuenta es que no todas las mascarillas sirven para todo y que no todas ellas son adecuadas para el mismo uso.

El Ministerio de Consumo, asesorado por el Ministerio de Sanidad se ha visto obligado a pronunciarse sobre las mascarillas de protección una vez que se han multiplicado las tipologías usadas por la ciudadanía. Desde las simples mascarillas quirúrgicas, hasta las artesanales, pasando por máscaras de buceo. Y es que no todo vale y lo más importante, no todas las mascarillas están homologadas ni garantizadas para ser empleadas de un modo efectivo como barreras a la propagación de la COVID-19

De forma general, de los tres grandes tipos de mascarillas que el Ministerio señala, higiénicas, quirúrgicas y EPI, cada una de ellas tiene una función y un uso diferente.

Mientras las mascarillas higiénicas deben ser usadas preferentemente por las personas sanas, las personas enfermas diagnosticadas o sospechosas de contagio, sintomáticas o asintomáticas, deberán emplear prioritariamente mascarillas quirúrgicas. Las mascarillas EPI deberían reservarse para las personas y profesionales en contacto con el virus.

¿Qué es la homologación?

La homologación, lejos de ser un capricho comercial, es la garantía de que el objeto que adquirimos cumple una serie de normas de calidad y sobre todo, y esto es lo más importante, que realmente es útil para el uso que pretendemos darle.

Las mascarillas higiénicas deberían cumplir las especificaciones UNE 0064 y UNE 0065, aunque hay otras especificaciones que deben venir indicadas en el etiquetado. Las hay reutilizables y no reutilizables. El usuario debe poner mucha atención a la hora de adquirir su máscara higiénica en cuanto a la eficacia de filtración bacteriana (EFB) que puede ser superior al 90% o al 95%. Otro dato muy importante es el de la talla, ya que, por ejemplo, las mascarillas para adultos no es conveniente que sean usadas por niños debido a que un mal ajuste de la máscara minimiza notablemente su función. Os dejamos un consejo de un especialista para ajustaros bien la máscara o incluso para reconvertir una máscara de adulto en una de niño, que aunque no es lo recomendado, puede sacarnos de un apuro rápidamente.

Las mascarillas quirúrgicas presentan una marcación exterior en la que es importante comprobar la homologación conforme a la norma UNE EN 14683. En este caso, el filtrado (EFB) viene indicado por dos únicos tipos, Tipo I y Tipo II, teniendo el segundo una mayor eficacia de filtrado.

Este tipo de mascarillas sólo puede venderse individualmente en farmacias, y es muy importante que su manipulación durante la venta garantice la protección frente a una posible contaminación.

Las mascarillas EPI deben cumplir la norma UNE EN-149 y vendrá indicado en la propia máscara o en su envase, si es reutilizable (R) o no reutilizable (NR). Estas máscaras cuentan con tres grados de protección (FFP1, FFP2 y FFP3) y tres tipos de filtros contra partículas incorporados (P1, P2 y P3). A mayor número, mayor eficacia de protección y filtrado.

Este tipo de mascarillas pueden encontrarse en farmacias, establecimientos especializados en elementos de protección y en grandes superficies.

¿Cómo se coloca una máscara?

Esta es la parte más importante a tener en cuenta. Es fundamental comprender que una máscara mal ajustada pierde un alto porcentaje de eficacia, lo mismo que una máscara demasiado grande o una máscara que se ha manipulado sin precaución, o ha sido puesta en la cabeza o en el cuello, por ejemplo para hablar con más comodidad, comer o fumar.

Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Al navegar en esta web acepta el uso de las mismas, así como nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies