24 septiembre, 2020

Solo Buen Periodismo

Reivindicamos el compromiso con la sociedad

Desescalada: gradual, asimétrica, coordinada y adaptable

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia de hoy ha centrado su intervención en el traslado a la nación del proceso de desescalada y transición hacia la “nueva normalidad” que se pondrá en marcha desde el próximo lunes, 4 de Mayo.

Pedro Sánchez ha definido y desgranado las principales características del Plan de Desescalado de la pandemia que pondrá en marcha el Gobierno a través de la autoridad del Ministerio de Sanidad.

Los ciudadanos deben saber que la ideología del gobierno es tan sólo poner al país en marcha y proteger la salud de todos los españoles

Pedro Sánchez

El Plan tendrá 4 fases (graduadas del 0 al 3) hasta llegar al escenario de “nueva normalidad” del que el Gobierno había venido hablando las últimas semanas. Cada una de las fases estará espaciada por un periodo de dos semanas, con lo cual, el Gobierno espera haber alcanzado la “nueva normalidad” en un lapso de 6 a 8 semanas.

Trasladado a un espacio temporal, pero con la laxitud que ha señalado el Presidente del Gobierno, el Plan se iniciará, para todo el país, el lunes 4 de mayo, partiendo de la fase 0 y se establecerá por territorios, concretamente por provincias. Está previsto que a finales de Junio se alcance la fase de “nueva normalidad” en algunos territorios. La excepción son las islas de Formentera (Baleares) y Graciosa, La Gomera y El Hierro (Canarias), que el próximo lunes pasarán en la etapa 1.

El Gobierno solicitará al Congreso una nueva prórroga del estado de alarma -la cuarta desde que comenzó la pandemia- cuando concluya, el 10 de mayo, la prórroga actual. El Presidente ha señalado que acudir al Congreso cada 15 días para solicitar las correspondientes prórrogas “demuestra una buena salud democrática y es una medida que considera imprescindible y deseable”

El Gobierno se ha decantado, a diferencia de otros países, por un plan de fases y no de fechas, según ha señalado el Presidente “porque las fechas podrían no cumplirse y eso crea siempre incertidumbre”.

El protagonista es el ciudadano, por tanto, el que como comunidad nos comprometamos entre todos a conductas de responsabilidad social puede hacer que la transición culmine con éxito

Pedro Sánchez.

La desescalada hacia la transición a la “nueva normalidad”, donde se recuperarán todos los espacios de libertad condicionados por el estado de alarma, se fundamenta en cuatro criterios claros: “gradualidad, asimetría, coordinación y adaptabilidad“.

“No sabemos a lo que nos estamos enfrentando. Este es un virus altamente contagioso y si queremos recuperar espacios de libertad, lógicamente tenemos que cumplir con los criterios marcados por las autoridades sanitarias”

Pedro Sánchez

La gradualidad, indica que “no vamos a salir a hacer lo mismo que hacíamos ni como lo hacíamos antes de la pandemia”.

La asimetría se fundamenta en la idea de desescalada diferencial por territorios, señalando que no todas las provincias enfrentarán las diferentes fases de un modo paralelo ni sincrónico.

La coordinación señala la necesaria compenetración de las diferentes administraciones y Comunidades Autónomas, siempre bajo la dirección del Gobierno y más concretamente del Ministerio de Sanidad que es el que sigue al mando de la crisis.

La adaptabilidad, ha señalado Pedro Sánchez, se centra en una sola idea: “No sabemos a lo que nos estamos enfrentando. Este es un virus altamente contagioso y si queremos recuperar espacios de libertad, lógicamente tenemos que cumplir con los criterios marcados por las autoridades sanitarias”

“La sociedad española es una sociedad adulta y lo está demostrando con su comportamiento ante esta singular crisis”. “Tenemos ante nosotros un virus que está controlado pero que sigue ahí y sigue matando, sobre todo a los más mayores y a las personas más debilitadas por patologías previas”. Por eso, señala el presidente, “no debemos minusvalorar el reto que tenemos delante y los ciudadanos deben saber que la ideología del gobierno es tan sólo poner al país en marcha y proteger la salud de todos los españoles”

Un tema importante en el que el Presidente ha decidido detenerse, aunque no haya sido capaz de definirlo con claridad es el tema de la “nueva normalidad“. Ha avanzado algo más Pedro Sánchez respecto a lo que esto podría significar: “Apertura total pero con condiciones de protección higiénico-sanitarias y de distanciamiento social diferentes a las que teníamos antes de la pandemia”. En definitiva, ha señalado Pedro Sánchez, se trata de “equiparar “nueva normalidad” a la idea de nueva conducta social, sobre todo en lo referente a las medidas de autoprotección sanitaria.

Medidas educativas

Ha desgranado, en su intervención y durante la rueda de preguntas de los medios, algunos otros datos de notable interés. En primer lugar, en cuanto a las medidas educativas, el Presidente ha señalado que el curso escolar sigue su curso dentro de las medidas de confinamiento; las aulas ya no abrirán este curso excepto algunas excepciones, ya dentro de la Fase 2, por ejemplo se baraja la posibilidad de que los niños cuyos padres deban ir a trabajar y no puedan tele-trabajar, puedan acudir al colegio. La actividad académica se retomará en Septiembre de este año pero con medidas acordes a la “nueva normalidad”, algunas de ellas aún por definir. Se reforzarán las medidas de conciliación, entre ellas todas aquellas que permitan reforzar las actividades laborales que faciliten la conciliación familiar y laboral.

Actividades comerciales

Para la reanudación de las actividades comerciales y económicas, el Gobierno se plantea seguir dando prioridad al tele-trabajo, siempre que sea factible, al menos hasta la fase 3. Se establecerán horarios de uso de los establecimientos, aforos y sobre todo se reservará un horario especial para las personas mayores de 65 años, que son la población más vulnerable.

En cuanto a los comercios, se priorizarán los pequeños comercios y se permitirá su apertura pero atendiendo al criterio de adaptabilidad. En el caso de los restaurantes y bares, primará el caso de aquellos establecimientos que puedan funcionar y adaptarse a las medidas de comida preparada y para llevar. “Uno no podrá ir a comerse la paella a su restaurante preferido, pero sí podrá encargarla y pasar a recogerla”, ha señalado Pedro Sánchez.

También en el caso de bares, restaurantes, centros de ocio y espacios religiosos se establecerán limitaciones de aforo y horario.

Movilidad ciudadana

En cuanto a la movilidad ciudadana, el Presidente ha sido tajante. “No habrá movilidad entre provincias hasta que se alcance la nueva normalidad en todas ellas. Además, después de los escasos casos de conducta incívica señalados por el Ministerio del Interior tras el relajamiento de la movilidad de la población infantil puesto en marcha el pasado domingo, el Gobierno está estudiando la posibilidad de ordenar las salidas dentro del territorio español dentro de un marco de horarios y actividades.

el Gobierno se da por enterado de “las quejas que las PYMES y los autónomos han planteado sobre la actuación de algunos sectores financieros y bancarios

El Gobierno se plantea una mayor movilidad y libertad de movimiento desde la primera fase de desescalada, pero dentro del criterio de movilidad intraprovincial, esto es, exclusivamente dentro de la misma provincia. “No se podrá permitir la movilidad entre provincias limítrofes mientras estas se encuentren en fases diferentes de desescalado y nunca antes de que se haya alcanzado la fase de ‘nueva normalidad’ en todas las provincias”, señala el Presidente, así “será entonces cuando se pueda acudir a las segundas residencias y no antes”; no obstante, Pedro Sánchez ha matizado que la movilidad a segundas residencias dentro de la misma provincia, se podrá llevar a cabo cuando se alcance la nueva normalidad en la misma provincia.

El Presidente ha incidido también sobre un tema que preocupa a la ciudadanía como es el de los entierros y velatorios. En su comparecencia ha señalado que se está barajando la posibilidad de que los velatorios estén autorizados, en algunos casos, desde la fase 1.

En cuanto al transporte público, ha señalado que el uso de mascarillas será “altamente recomendable” pero de momento no se contempla que sea una medida obligatoria.

Medidas económicas

En lo referente a las medidas de política internacional, Pedro Sánchez ha señalado que sigue defendiendo la propuesta que hizo a la Unión Europea para la liberación de un fondo de recuperación económica de 1’5 trillones de euros.

En materia económica, ha reiterado la dedicación del 90% de las líneas presupuestarias del Instituto de Crédito Oficial (ICO) a las PYMES y autónomos, que son los sectores económicos más afectados por esta crisis. También ha sido tajante y categórico al señalar que el Gobierno se da por enterado de “las quejas que las PYMES y los autónomos han planteado sobre la actuación de algunos sectores financieros y bancarios” a los que llama a la comprensión, a la colaboración y a los que de alguna manera advierte del “enterado” del Gobierno.

“La reconstrucción social y económica es ahora mismo la prioridad del Gobierno, de las Comunidades Autónomas y de los partidos políticos” y ha concluido recalcando que se va a poner en marcha el ingreso mínimo vital pero que es cierto que la medida de la renta mínima debe ser consensuada con las Comunidades Autónomas.

Pedro Sánchez ha hecho especial hincapié en la pobreza, “que ya existía en España, sobre todo en el ámbito de la pobreza infantil” y se ha comprometido a seguir luchando para limitar su efecto en esta crisis.

Medidas de apoyo a la Sanidad Pública

Sobre la Sanidad y los temores de los estudiantes de la rama sanitaria que deberían integrarse al MIR en los próximos meses, el Presidente ha señalado que el Ministerio está trabajando para que se realice esa incorporación y que espera que en unas semanas pueda darse una respuesta más concluyente y definitiva.

A las preguntas de un medio especializado en Sanidad, ha recordado Pedro Sánchez que las competencias de sanidad están transferidas a las Comunidades Autónomas y que por tanto deberán ser ellas las que decidan si se debe dar o no un plus económico a los trabajadores sanitarios, pero que en todo caso, esta medida contaría con el apoyo del Gobierno, que se considera en deuda con muchos colectivos profesionales que han permitido que alcancemos la desescalada paulatina de la pandemia.

Lecciones aprendidas y Reforma Constitucional

Ha finalizado su intervención centrándose en las lecciones aprendidas de esta crisis. Y aquí, el Presidente, ha sido contundente: “Tenemos que reforzar nuestro estado de bienestar y debemos reforzar la Sanidad Pública”. “Es necesario reforzar la atención primaria y todos los servicios de Salud Pública que han sido desatendidos durante mucho tiempo a favor de otros sectores” A este nivel, Pedro Sánchez ha señalado que el Gobierno se está plateando una reforma de la Constitución para que sea posible reforzar la Sanidad Pública de forma global”

Fases de desescalado y actividades permitidas

Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Al navegar en esta web acepta el uso de las mismas, así como nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies