15 julio, 2020

Solo Buen Periodismo

Reivindicamos el compromiso con la sociedad

Diferentes oenegés solicitan la salida de los toros de Cultura

©Czuko Williams

©Czuko Williams

El sector taurino lleva años demostrando ser el espectáculo de España que menor interés despierta entre los ciudadanos y tiene el privilegio de ser el único sector que genera un marcado y cada vez mayor rechazo social.


Las oenegés y asociaciones AVATMA, AnimaNaturalis, CAS International, Animal Guardians, La Tortura No Es Cultura y Gladiadores por la Paz, se han puesto en contacto con el Ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, para pedir que no se destinen ayudas a un sector tan repudiado, y que se valore la posibilidad de devolver al Ministerio del Interior la tauromaquia.

La tauromaquia y el sector taurino han sido desde hace décadas una patata caliente en España. Defendida por un escaso sector social pero amparada por grandes poderes económicos, la tauromaquia es, hoy, un sector desubicado y fuera de lugar en España y Europa.


resulta absolutamente censurable que un espectáculo que consiste en festejar el sufrimiento y la muerte agónica y pública de determinados animales, bovinos de raza de lidia de diversas edades, pueda ser considerado como cultura en pleno siglo XXI

Jose Enrique Zaldívar, (AVATMA)

La tauromaquia es un sector que se valió de la publicidad dada por periodistas y escritores extranjeros para ubicarse en un dudoso espacio cultural, ignorante de que lo que se loaba el atavismo folclórico de un festejo que tenía para ellos más interés etnográfico que humano.

©Czuko Williams

El sector ha dependido secularmente del Ministerio del Interior y que sólo desde el año 2011 depende del Ministerio de Cultura por decisión del gobierno socialista de Jose Luis Rodríguez Zapatero.

En 2013, como ya analizamos con profundidad en un artículo previo en Solo Buen Periodismo, la tauromaquia se valió de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida desde el sector taurino para llevar a la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados la consideración de los toros y la tauromaquia como Patrimonio Cultural. Esta ILP se debatió y fue aprobada gracias a la mayoría absoluta del Partido Popular, que junto a otros partidos de la derecha y extrema derecha española son firmes defensores de la tauromaquia como representación de España.


Tenemos una oportunidad única de dejar atrás ciertos privilegios del pasado y construir una nueva España sin maltrato animal en nuestras fiestas y tradiciones

Aïda Gascón. Directora de AnimaNaturalis

Para Jose Enrique Zaldívar, presidente de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y el Maltrato Animal (AVATMA),  “resulta absolutamente censurable que un espectáculo que consiste en festejar el sufrimiento y la muerte agónica y pública de determinados animales, bovinos de raza de lidia de diversas edades, pueda ser considerado como cultura en pleno siglo XXI”


Manifestación en Madrid contra el Toro de la Vega en 2013 ©Czuko Williams

Diferentes organizaciones defensoras de los animales han hecho llegar a los representantes políticos la petición de que se arbitren los mecanismos democráticos necesarios para que el sector taurino sea eliminado de Cultura y traspasado de nuevo a Interior. “Pedimos que la tauromaquia vuelva al lugar del que nunca debió salir, hasta que se logre su desaparición”, sentencia Zaldívar. 

Como señalamos recientemente, en los estudios estadísticos anuales que realiza el Ministerio de Cultura, la tauromaquia fue atendida por tan sólo el 7,95% de los encuestados en el periodo 2018-2019. 

La encuesta recoge, además, en otro apartado, que el grado de interés por los toros en la sociedad española en una escala del 0 al 10 es del 2,3, la nota más baja de todas las actividades culturales, por ser la única que genera un fuerte rechazo social.

Que el 19,6% de las personas que acudieron a los toros lo hicieran de forma gratuita, revela, según las organizaciones denunciantes, la envergadura de subvenciones, ayudas y partidas presupuestarias con las que cuenta este tipo de espectáculo y la cantidad de entradas que se regalan y que son, según estas organizaciones, “pagadas con dinero público”

“Tenemos una oportunidad única de dejar atrás ciertos privilegios del pasado y construir una nueva España sin maltrato animal en nuestras fiestas y tradiciones” vaticina Aïda Gascón, directora de AnimaNaturalis. “No es justo que una actividad tan en entredicho reciba millonarias partidas presupuestarias públicas, sin las que la tauromaquia desaparecería”

Pero la tauromaquia empuja con fuerza y encuentra reflejo a sus pretensiones en los grandes diarios nacionales que dan cobijo a las peticiones de más ayudas para el sector al tiempo que hacen crecer el bulo de que la tauromaquia es un bien de interés cultural, cuando en realidad sus principios son contrarios a cualquier concepto universal de la cultura, del patrimonio y del sentido común, que indica que el disfrute ante la tortura y el sufrimiento público de un animal jamás puede estar ligado a la idea, el concepto, o a la mera palabra cultura.

Diversas organizaciones han reunido hasta la fecha más de 135.000 firmas para pedir que no se destinen ayudas a una actividad cruel como la tauromaquia en una campaña que sigue abierta y que de alcanzar las 500.000 firmas necesarias podría presentarse de nuevo una ILP para tratar de deshacer en sinsentido que fue asociar los toros a la cultura.

Además, más de 850 organizaciones han enviado una carta remitida al gobierno para que no utilice dinero público para apoyar la tauromaquia y realice un ejercicio de transparencia respecto a las ayudas que esta actividad recibe. 

Las organizaciones demandantes se quejan de que el sector de la tauromaquia esté aprovechando la crisis sanitaria de la COVID19 y la crisis emergente a la que nos enfrentamos como sociedad, para sacar un beneficio que termine de apuntalar a los toros y su cruel fiesta en el sector de la Cultura beneficiado por las ayudas públicas.

Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Al navegar en esta web acepta el uso de las mismas, así como nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies