24 septiembre, 2020

Solo Buen Periodismo

Reivindicamos el compromiso con la sociedad

Sanidad inicia el estudio nacional epidemiológico ENE-COVID

Liderado por el Instituto de Salud Carlos III y diseñado por su directora, Raquel Yotti, el Ministerio de Sanidad, en colaboración con los servicios de Atención Primaria de las Comunidades Autónomas inicia el estudio de seroprevalencia de la COVID-19

El Estudio Nacional Epidemiológico de la SARS-COV2 (ENE-COVID), está en marcha. Según la intervención pública de Raquel Yotti, Directora del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y quien ha diseñado el estudio, “los participantes ya están seleccionados”. Esta selección, realizada en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística (INE) se ha realizado “siguiendo unos criterios estadísticos estrictos para que represente a toda la población española”, según Yotti.

El estudio será liderado por el Instituto de Salud Carlos III pero llevado a cabo por los servicios de Atención Primaria de las diferentes Comunidades Autónomas, que serán los encargados de ponerse en contacto con los seleccionados. El estudio, insiste Raquel Yotti, tiene carácter voluntario, si bien la directora del Instituto ha querido “llamar a la participación, que a pesar de ser voluntaria tiene una relevancia que trasciende lo científico ya que ayudará a tomar decisiones en el ámbito de la salud pública”

Raquel Yotti durante su intervención telemática con Fernando Simón

En un principio, el lanzamiento del estudio debería haber sido previo a las primeras medidas de relajamiento del confinamiento, pero retrasos diversos en la selección de la muestra poblacional y en la puesta en marcha del estudio, llevaron al Ministerio de Sanidad a poner en marcha las dos primeras medidas de desconfinamiento. La primera de ellas, relacionada con la Orden emitida por el Ministerio de Sanidad el sábado 25 de abril y que afectaba a la movilidad de la población infantil, y la segunda, aún no dictada como norma y simplemente enunciada por el Presidente del Gobierno y difundida por diferentes medios, centrada en el levantamiento parcial del confinamiento de la población de mayor edad así como la posibilidad de realizar deporte durante un tiempo diario aún por determinar.

Otro de los cambios significativos ha sido el del personal encargado de la realización del muestreo. Si en un principio estaba previsto que la toma de muestras fuese realizado por miembros de las Fuerzas Armadas, la repentina desmilitarización de la crisis y el cada vez más plausible cierre de la Misión militar Balmis, ha coincidido con la decisión, lógica por otra parte, de que sean los propios servicios de enfermería de los Centros de Atención Primaria quieres procedan a la recogida de muestras para el análisis.

Quiero llamar a la participación, que a pesar de ser voluntaria tiene una relevancia que trasciende lo científico ya que ayudará a tomar decisiones en el ámbito de la salud pública

Raquel Yotti. Directora del ISCIII

El estudio comenzará con la realización de llamadas telefónicas a la población escogida para el muestreo. Este muestreo afectará a 36.000 hogares y a un número de entre 60 y 90.000 individuos. Tras la aceptación de la participación en el estudio, los voluntarios serán citados para la realización de dos muestreos diferentes separados entre sí por 21 días.

El primer muestreo consistirá en un test rápido de anticuerpos por inmunocromatografía y consistirá, como en los test de diabetes o malaria, en la realización de un pinchazo en un dedo para la obtención de una gota de sangre que señale si el individuo está infectado por coronavirus. Estos test tienen tan sólo una fiabilidad del 80%, razón que argumenta Raquel Yotti para que la muestra sea completada con una segunda muestra.

El segundo muestreo, realizado 21 días después del primero, consistirá en un test de anticuerpos en el suero, obtenido mediante una analítica normal consistente en una extracción de sangre. Este estudio permitirá analizar en profundidad los casos de infección y el desarrollo de anticuerpos, conocido como seroprevalencia.

Una de las primeras intenciones del estudio es conocer la incidencia real del coronavirus en la población. Bien es cierto que los datos obtenidos no serán más que otra aproximación porcentual y no indicarán la incidencia real de la pandemia en España.

Para la realización del estudio, a los voluntarios se les entregará un documento de consentimiento informado en el que deberán darse por enterados de que participan en un estudio así como dar su autorización para ello y para el uso de las muestras.

Está previsto que la primera ronda de análisis concluya cerca del 10 de mayo, momento en el que están previstas las primeras medidas generales de relajo escalonado del confinamiento.

Intervención pública de Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno

Por otra parte, los ministros del Interior y de Sanidad, después de valorar la primera medida de movilidad de la población infantil, han hecho sendas llamadas al civismo para evitar que este primer relajo del confinamiento se convierta en un paso atrás en la lucha contra el coronavirus.

El Presidente del Gobierno también abundó en la necesidad de recurrir al civismo, a la responsabilidad y al sentido común en su intervención pública del pasado sábado. El jefe del Ejecutivo insistió en la “necesidad de respetar las reglas y las medidas de protección y de higiene antes, durante y después de esas salidas con el fin de evitar nuevos contagios”. También indicó que, de mantenerse los datos positivos, el Consejo de ministros de esta semana podría decidir sobre el levantamiento parcial del confinamiento, de lo que daría oportuna indicación el Ministerio de Sanidad a través de la preceptiva orden publicada en el Boletín Oficial del Estado.

Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Al navegar en esta web acepta el uso de las mismas, así como nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies