12 julio, 2020

Solo Buen Periodismo

Reivindicamos el compromiso con la sociedad

‘Shock’ pediátrico, patologías previas…el peligroso miedo como compañero de pandemia

Desde que se inició la pandemia del nuevo coronavirus, se han multiplicado los mensajes de alarma asociados a diferentes cuadros médicos, patologías y enfermedades que, lejos de transmitir la realidad y más lejos aún de contribuir a la tranquilidad de la población, contribuyen a que se generen miedos e inseguridades que, a la larga, pueden ser tan perjudiciales o más que la propia enfermedad.

Una vez más, aprovechando la inmediatez de las redes sociales, ha circulado una alerta, procedente en inicio del Reino Unido y cuya base estaba en la difusión irregular de un documento interno que la Asociación Española de Pediatría (AEP) distribuida sólo a médicos y de un vídeo, difundido por el canal de Youtube de la agencia de noticias Europa Press.

En este vídeo, titulado “Jefe de Servicio de Pediatría aconseja a padres sobre el ‘shock’ pediátrico, el Dr. Jesús Ruíz Contreras, Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital 12 de Octubre, alerta a las familias y a sus compañeros pediatras sobre el ‘shock’ pediátrico, si bien reitera que no puede asegurarse que esté causado o relacionado con el coronavirus.

Una vez saltada la alarma entre las familias y con el vídeo “de autoridad” del Dr. Ruiz Contreras como presentación, empezaron a multiplicarse los mensajes a través de Whatsapp, Telegram y redes sociales por los que, sin ningún sentido, había empezado a circular el mencionado documento interno.

Como viene siendo habitual, periodistas de todos los medios, padres y madres y alarmistas en general, convertidos en improvisados médicos o científicos empezaron a analizar, , explicar y extender por todos los medios de comunicación y canales de comunicación los síntomas, las posibles causas y en definitiva una ristra de consejos, en buena parte bulos, fabricados con todo tipo de lecturas, más sesudas o accidentales, traídas de internet.

En casos como este, más allá de informar de qué es un ‘shock pediátrico’, lo importante y fundamental es trasladar a la población, desde todos los medios de comunicación, lo indicado por los servicios médicos y por la misma Asociación que difundió la primera noticia a través de una nota interna de carácter no público que jamás debería haber trascendido a los medios de comunicación porque, tal y como señalaba la propia Asociación Española de Pediatría “la información no debía ser difundida en webs ni redes porque podría provocar alarma social“.

AEP @aepediatria
28 abr.


El PDF que está circulando por redes y WhatsApp, hace referencia a una comunicación interna, remitida desde la AEP a sus socios a titulo informativo. Estamos recopilando toda la información existente y con evidencia documentada y emitiremos un comunicado oficial sobre este asunto

Y eso es precisamente lo que se ha conseguido, con el altavoz de los medios de comunicación una vez más, generar incertidumbre, inseguridad y en definitiva miedo y alarma entre la población. Todo ello innecesario.

El mencionado ‘choque’ pediátrico es, además, un cuadro de extremada rareza y hasta la fecha no hay ni una sola evidencia científica que pueda relacionarlo con la COVID-19. Fin de la noticia que no debería haber sido noticia.

Por ello, siguiendo las indicaciones de los especialistas y de la propia Asociación Española de Pediatría, en su comunicado oficial, lo que se debe hacer es conservar la calma y, como es costumbre, ante cualquier cuadro de enfermedad en niños, complicada con fiebre, diarrea y tos, acudir a las urgencias pediátricas donde los especialistas en medicina –los que estudian esa carrera universitaria y la ejercen como profesión– serán los más indicados para analizar el cuadro presente en el paciente, diagnosticar la enfermedad que se esté presentando y poner en marcha el sistema de tratamiento más adecuado.

Desde Solo Buen Periodismo queremos hacer un llamamiento a la calma respecto a esta nueva alarma, así como a la necesidad de que los pacientes aquejados de cualquier patología previa, respiratoria, coronaria, o cancerígena, no busquen autodiagnósticos basados en informaciones recopiladas a través de la prensa o de internet, ya que en ambos pueden encontrarse datos contraproducentes o generadores de alarma innecesaria tanto para el paciente como para sus familiares.

Comunicado Oficial de la Asociación Española de Pediatría

Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Al navegar en esta web acepta el uso de las mismas, así como nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies